top of page
Cirugía del Contorno Corporal.jpg

CIRUGÍA DEL CONTORNO CORPORAL

Conocé más

PLASTIA DE ABDOMEN

Las alteraciones del contorno abdominal aparecen por fluctuaciones del peso corporal, fundamentalmente luego de periodos de sobrepeso, pero también después del adelgazamiento, luego de los embarazos, o por cambios propios del envejecimiento. Estos cambios se dan a nivel de la piel y de la grasa subcutánea. La piel puede estar redundante, flácida y con estrías. La grasa abdominal puede ser excesiva e incluso colgar por delante del pubis constituyendo un delantal. También puede asociarse una debilidad de la pared muscular, con separación de los músculos rectos (diastasis) e incluso hernias. La remodelación del contorno abdominal abarca un conjunto de técnicas quirúrgicas que se usan en forma independiente o combinadas para lograr un abdomen más plano, sin exceso dermograso, e incluso muchas veces puede lograrse un resultado con un aspecto más atlético, definiendo los relieves musculares.

  • Objetivo: eliminar el exceso de piel y grasa abdominal, eliminación de piel dañada por estrías, reposicionar los músculos rectos abdominales y tensarlos en la línea media, definir la cintura. Puede asociarse a remodelación del pubis.

  • Tipo de cirugía: ambulatoria, cirugía del día.

  • Lugar: block quirúrgico.

  • Anestesia: General en caso de la dermolipectomía clásica, pudiéndose realizar bajo anestesia local, o local con sedación, si se trata de mini-dermolipectomía.

  • Duración: variable de acuerdo a cada caso, generalmente entre 1 a 3 horas.

  • Técnica: Cuando el exceso cutáneo no es muy importante se utiliza una técnica que se denomina mini-dermolopectomía. Ésta implica la resección de la piel excedente que está debajo del ombligo, dejando una cicatriz similar a la que deja la cesárea, eliminando la misma si está presente.  Cuando el exceso de piel es más importante, puede estar indicada una dermolipectomía completa, que implica una cicatriz baja más larga y un reposicionamiento del ombligo. En cualquiera de los casos puede asociarse la lipoaspiración del abdomen o de las zonas adyacentes para lograr un mejor contorno, lo cual debe ser evaluado en conjunto con el paciente. Cuando la pared abdominal muscular presenta una debilidad global y una separación de los músculos rectos en la línea media, esto puede corregirse durante la cirugía. 

  • Recuperación: El paciente podrá reintegrarse a la vida laboral transcurridos 4 a 15 días dependiendo de la cirugía realizada. El alta completa generalmente es a los 30 días, excepto en los casos de tratamiento muscular, cuando deben evitarse algunos ejercicios físicos por más tiempo. Es importante el uso de faja elástica para compresión externa durante las primeras semanas. La recuperación se acompañará de 1 o 2 sesiones semanales de ultrasonido local que se realiza en el consultorio, para reducir el edema y acortar la resolución de los hematomas, aportando confort al paciente. Además se recomienda asociar masajes de drenaje linfático en la evolución para potenciar el resultado.

LIPOASPIRACIÓN

La lipoaspiración es la cirugía que permite la remoción del tejido graso en exceso. Es fundamental comprender que no se trata de un procedimiento para adelgazar o para tratar la obesidad, y que no sustituye una adecuada dieta y ejercicio. Mediante el uso de cánulas y la asistencia de vacío, permite extraer la grasa subcutánea a través de pequeñas incisiones en la piel.

  • Objetivo: reduce y remodela áreas específicas al eliminar el exceso de grasa,  mejorando  el contorno y proporción corporales.

  • Indicaciones: pacientes con adiposidad localizada rebelde a dieta y/o ejercicio con poca o escasa flacidez cutánea. 

  • Zonas a tratar: cuello, abdomen, caderas, glúteos, espalda, brazos, tórax masculino, muslos, rodillas y piernas.

  • Tipo de cirugía: ambulatoria, cirugía del día.

  • Lugar: block quirúrgico.

  • Anestesia: local, local con sedación o general, dependiendo de la extensión planeada o de la asociación con otras cirugías.

  • Duración: es variable de acuerdo al volumen y números de áreas tratadas. Generalmente no más de 2 horas. 

  • Técnica: generalmente usamos la técnica tumescente. En esta se utiliza una solución para infiltrar (en la zona que luego vamos a aspirar) lo cual facilitará la extracción de la grasa, disminuyendo los hematomas y la tumefacción que pueden aparecen tras la intervención. 

  • Recuperación: se recomienda reposo laboral por 3 a 7 días y las actividades que requieran un mayor esfuerzo podrán retomarse tras luego de dos a cuatro semanas. La tumefacción (edema) y los hematomas retroceden en forma importante en 3 semanas, aunque puede persistir edema por meses, generalmente leve. Es importante el uso de faja de compresión durante el primer mes y asociar masajes de drenaje linfático para potenciar el resultado. La recuperación se acompañará de 1 o 2  sesiones semanales de ultrasonido local que se realiza en el consultorio, las que aportan confort al paciente y favorecen la reabsorción de edema y hematomas.

PLASTIA O LIFTING DE BRAZOS

El adelgazamiento y el envejecimiento sumado a la acción de la gravedad produce un exceso de piel (flaccidez) en los brazos. Además muchas veces existe un exceso de grasa localizada (adiposidad localizada) a este nivel. 

  • Objetivo: La braquioplastia o lifting de brazos elimina el exceso de piel y grasa mejorando el contorno y la forma, remodelando los brazos.

  • Lugar: cirugía ambulatoria a realizarse en block quirúrgico.

  • Anestesia: dependiendo de cada caso puede ser local, local potenciada o general.

  • Técnica: Las incisiones (y cicatrices posteriores) se emplazan de modo que queden ocultas a nivel de la cara interna del brazo. Cuanto mayor sea el exceso cutáneo mayor será la longitud de la incisión pudiendo ser en los casos más severos desde la axila hasta el codo. Cuando hay adiposidad localizada se requiere de lipoaspiración complementaria.

  • Duración: 2-3 horas según el caso.

  • Recuperación: se deberá utilizar faja durante 1 mes. No podrá realizar ejercicio ni esfuerzos por 1 mes.

PLASTIA O LIFTING DE MUSLOS

La pérdida de peso y el envejecimiento genera a nivel de la cara interna de los muslos una disminución de tensión de los tejidos y un exceso de piel. Este exceso de tejido  puede verse también en la cara anterior del muslo, con protrusión de tejidos flácidos sobre la rodilla. Muchas veces existe también un exceso de tejido adiposo localizado en la cara interna del muslo. Todas estas alteraciones pueden causar incomodidad por roce continuo al caminar, llegando incluso a producir lesiones cutáneas.

 

  • Objetivo: la plastia de muslos es la técnica quirúrgica que tiene como objetivo restituir el contorno corporal de la región, eliminando los tejidos en exceso y reposicionando y tensando los tejidos que han descendido.

  • Lugar: block quirúrgico.

  • Anestesia: local, local con sedación a cargo de anestesista, o general dependiendo de cada caso.

  • Duración: 1- 2 horas aproximadamente

  • Técnica: Consiste en resección del exceso de tejido a través de incisiones (las futuras cicatrices) emplazadas a nivel del pliegue inguinal, en una extensión variable que puede requerir se continúen por cara interna de muslo. Puede requerir lipoaspiración complementaria, si existe adiposidad localizada.

  • Recuperación: Se recomienda reposo laboral por 7 a 10 días, con retorno progresivo a las actividades. Al mes puede retomar los deportes. La recuperación se acompañará de sesiones de ultrasonido local semanales a realizarse en el consultorio. Se recomienda el uso de faja elástica para compresión externa durante un mes, y asociar masajes de drenaje linfático en la evolución.

bottom of page